martes, 19 de octubre de 2021

3ª y 4ª Semana en Firenze


Estas dos semanas están marcadas por el frío y las lluvias, ya se empieza a sentir el Invierno. Según me comentan aquí sólo hay dos estaciones verano e invierno. 


El Palacio de Justicia se encuentra a 15 minutos andando desde la residencia, la cercanía es una ventaja que juega a nuestro favor, así que cuando llueve me hago el recorrido con un paraguas y el frío lo dejas de sentir según vas caminando. 


Mi horario es de 8 de la mañana a 14 de la tarde. Todo el personal que accede al órgano público debe identificarse y pasar por el control. El personal de seguridad del palacio ya nos conocen, saben que somos estudiantes de Erasmus y que provenimos de España, siempre nos saludan con una sonrisa y nos desean un Buona giornata (que tengas un buen día) .

Ya en el departamento y a lo largo de la mañana, todo el personal que valla de propio a dejar o recoger un documento, o que solo pasa de camino a otro lugar, siempre se toman las molestias de acercarse a saludar y a preguntar como me encuentro, claro todo en italiano como es lógico, porque como comenté con anterioridad sólo mi tutora habla español. Cada día intento aprender una o dos palabras nuevas, me cuesta mucho expresarme pero la comprensión del idioma la llevo mejor.




A pesar de los cambios repentinos de temperaturas, por la mañana frío y por la tarde calor, y cuando cae el sol vuelve hacer frío. Nada de estas variaciones me ha impedido salir a la aventura y disfrutar y seguir conociendo la ciudad. Realicé una pequeña excursión al Monastero di San Bartolomeo in monte Oliveto, bueno en realidad salí a caminar y terminé conociendo ese lugar, y a la vuelta me perdí tuve que poner Google maps para volver a casa, éste último detalle que quede entre nosotros jajaja. 






Junto a Marta, que es otra compañera de Erasmus, visitamos el parque de Cascine. Días después me levanté a las 5:30 de la mañana para correr en este lugar, es la penitencia por los atracones de pastas y pizza, y un poco de ejercicio ya me hacía falta. 




También he realizado caminatas por los alrededoes del Duomo (iglesia)





















Nunca puede faltar la visita a una heladería para culminar una tarde, justo al lado del Ponte Beccio






















En general, unas semanas muy tranquilas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario